Yo soy coterraneo de Constitución, pero llevo algunos años radicado en Talca, así que ya casi me siento parte de ella…

Esto me llego en una cadena que me mando un amigo, no es que yo revise cadenas, de hecho cualquier cosa que empiece por RE: o FW: se va directo al trash si es que no es de la lista de correo de debian o de la utfsm, pero esta esta mu wena, claro que tienes que ser de Talca para entender bien XD.

bueno aquí va…


COMO SABER SI ERES TALQUINO


Siempre digo que soy chileno porque tuve la dicha de nacer en Talca, la ciudad que corre por mis venas a la par que mi sangre. Esta ciudad del trueno, que me ha visto nacer y crecer, tiene una identidad tan nuestra, que muchas veces no nos damos cuenta, hasta que a algún foráneo le llama la atención nuestra manera de hablar, o se adapta con particular entusiasmo a nuestra idiosincrasia, claro está, luego de hacernos notar cientos de particularidades ‘piducanas’. Hay frases, lugares, consensos, barrios, comercios que nos identifican y que nos hacen tan únicos a los ojos de los demás chilenos.

Estamos situados a una distancia casi equidistante a los dos ciudades más grandes del país, somos el ‘jamón del sándwich’ dirán algunos, otros dirán que estamos a medio camino de todo, yo que soy un tipo optimista creo que estamos en la mitad de un gran día, y por suerte queda mucho por disfrutar.

Así que enfundado en las armas de la observación, libreta en mano, me puse a reflexionar acerca de nuestras características como talquinos, he aquí el primer resultado de mi trabajo.

Un talquino sabe que ‘El Fiscal’, no es un funcionario del Ministerio Público, sino el glorioso estadio donde hace de local nuestro Rangers de Talca.

Un talquino sabe que la 5 oriente no es sólo una calle, sino la cuna de los mejores completos de Chile.

Un talquino sabe que las ‘Viejas cochinas’, no son dos señoras entradas en años y desaseadas, sino un famoso y popular restaurante.

El talquino se sorprende cuando se da cuenta que hay más 1 sur después de la 1 y 11 oriente.

Un talquino pide una bombona de gas, y no un cilindro de gas.

Un talquino compra pan francés, y no marraquetas.

Un talquino sabe que ‘El Crea’, no es un centro de pensamientos filosóficos, sino la vega.

Un talquino sabe que el Río Claro, nunca le ha hecho honor a su nombre, pero se conforma.

Un talquino sabe que la Alameda no es un caos vehicular como en Santiago, sino el más grande pulmón verde de la ciudad.

Un talquino duda cuando le dicen 4 norte, y sonríe cuando recuerda que la alameda tiene 3 nombres.

Un talquino sabe que ‘La galilea’ es una villa, y no el pueblo de donde era originario Jesús.

Un talquino siempre te pregunta, ¿Y cómo está Ranguerito?

La mayoría de los talquinos no tiene idea quién fue el Abate Molina, pero anda en sus micros, y manda a sus hijos al liceo del mismo nombre.

Un talquino jamás celebra en su Plaza Italia, sino en Plaza de Armas.

La mayoría de los talquinos no tiene idea que Carlos Trupp fue un gran arquitecto y urbanista de la ciudad, y no sólo el nombre de una emblemática población.

Un talquino sabe que los tulipanes no son una flor, sino una de las pastelerías más concurridas de Talca.

Un talquino siempre pide cecinas PF en el supermercado, aún que le den de probar otras marcas.


Un talquino todavía le dice Hipersur al Lider norte.

Un talquino jamás cruza en las esquinas, lo hace en cualquier parte y sin mirar, y se enoja si le dicen algo.

Un conductor talquino cree que el intermitente gasta la batería, por eso rara vez lo usa si va a doblar o cambiar de pista.

Al ciclista talquino le gusta conversar con otro u otros ciclistas, ocupando más espacio que una 4 x 4.

Al talquino le gusta ir al Cerro de la Virgen, incluso algunos van a rezar.

Un talquino no tiene idea porqué desde la avenida Carlos Schorr al sur se llama ‘La Florida’

Un talquino se ríe cuando otro le dice que vive en el sector ‘el culenar’.

Un talquino sabe quiénes son los Donoso de Talca, y otros apellidos vinosos.

Un talquino jamás aceptará que exista en otra ciudad de un mejor mote con huesillos que los del Mercado, la Alameda o el Río Claro.

Un talquino sabe que siempre que prometen arreglar el comercio ambulante, aumenta al doble.


Un talquino compró su primer cassette en Radios Troncoso.

Un talquino infla su pecho, cuando con orgullo pega el autoadhesivo Talca, París y Londres en la luneta de su auto.

Un talquino jamás está desorientado, ya que sabe perfectamente donde están los 4 puntos cardinales, porque ellos le dan nombre a sus calles.

Un talquino sabe quién es el guatón que grita R con A en la Plaza de Armas.

Un talquino sabe distinguir entre la 10 oriente y la otra 10 oriente.

El talquino joven olvidó que Balmaceda fue un Presidente de Chile.

Un talquino por lo menos una vez al año, se come una tortilla queso y jamón de San Pablo.

Un talquino es quien cuando hace completos en su casa, alega solo, porque no le quedan como los de la 5 oriente.

En fin, un talquino es aquel que sueña con su propia torre Eiffel, y le gustaría mirar la hora en un Big Ben.

¡¡¡¡
VIVA TALCA MIERDA !!!!!